La dura realidad de Ana tras el accidente: conductor de Uber y seguro siguen sin hacerse cargo

Nacionales 19 de enero de 2021 Por | HOY
Ana Ojeda, la joven que en octubre pasado sufrió un accidente de tránsito utilizando la plataforma Uber, continúa con un lento proceso de recuperación tras aquel percance. Hasta ahora, ni el conductor ni la propietaria del vehículo se hicieron responsables y la empresa aseguradora tampoco pretende abonar la póliza.
760_420_white_6005e9d42cf9b_(1)
Esta es la imagen actual de Ana Ojeda, al cumplirse más de tres meses de su accidente. Foto: Twitter @DayanaraOS.

Dayanara Ojeda publicó en su cuenta de Twitter una impactante imagen en la que se observa de espaldas a su hermana Ana, quien hace unos meses atrás sufrió un grave accidente de tránsito.

“Se imaginan despertar un día y que te digan que estuviste un mes en coma debido a una craneotomía? Despertar atada sin saber dónde estás y por qué estás ahí?”, reza el tweet en el que describe parte de la dura experiencia que la joven tuvo que atravesar tras aquel lamentable episodio.

Cabe recordar que a inicios de octubre pasado, Ana Ojeda fue víctima de un accidente protagonizado por Ezequiel Pérez González, quien en ese momento conducía el móvil de Uber que finalmente terminó colisionando contra un poste de hormigón.

En entrevista con Diario HOY, Dayanara mencionó que su hermana se encuentra mejorando poco a poco y que actualmente está siguiendo un tratamiento de fisioterapia como parte de su proceso de recuperación. “Para lo que fue todo lo que sufrió, ella está bien encaminada, ahora puede comunicarse sin problemas”.

Debido a los múltiples traumatismos que sufrió en el accidente, Ana debe tener muchos cuidados y estar constantemente asistida por alguien cercano, aunque su evolución es muy favorable, destacó.

Sostiene que el hecho de que su hermana haya sobrevivido y que hoy día pueda estar consciente y con todos sus recuerdos es prácticamente un milagro, ya que los médicos les habían dicho que existían pocas probabilidades de que sobreviva luego de someterla a la cirugía.

“Ella sabe que tuvo un accidente porque se le contó pero no recuerda el accidente en sí, no le recuerda al chofer tampoco”, indicó.

Dayanara cuestionó a la empresa aseguradora Rumbos S.A. debido a que hasta el momento no pagó absolutamente nada en concepto del seguro contra terceros que posee el vehículo de Uber.

En este caso, Ana tenía que recibir una compensación económica por gastos médicos, reposo y discapacidad, pero la firma solamente ofreció cubrir los gastos de la farmacia que es de entre 10 a 12 millones de guaraníes. Hasta el momento, la familia ya tuvo que gastar más de 100 millones durante este proceso.

Finalmente, exige que tanto el conductor como la propietaria del rodado que se vio involucrado en el accidente puedan hacerse responsables y dar la cara. De igual manera, que el seguro cubra todo lo que corresponde por ley.

Te puede interesar