Madre de Edelio: "Recibí la información de que mi hijo está muerto"

General 08 de septiembre de 2020 Por ULTIMA HORA
Obdulia Florenciano, mamá de Edelio Morínigo, suboficial secuestrado por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), informó que este lunes recibió la información de que su hijo está muerto.
0009328323
Edelio Morínigo fue secuestrado en julio del 2014. Foto: Justiniano Riveros.

En comunicación con Última Hora, Doña Obdulia comentó que este lunes llegó hasta su vivienda una persona, integrante de una comunidad nativa, y le informó que su hijo está muerto desde hace tiempo.
 
“Una persona particular me contó que mi hijo está muerto, que desde hace tiempo falleció. Me confirmó que lo que dice el panfleto que se había encontrado es cierto. Es una persona que no es paraguaya, que es de otra parcialidad. Ellos no mienten”, dijo.

Doña Obdulia explicó que esta es la primera vez que tiene contacto con esta persona y que el hombre, un nativo de la zona de Canindeyú, llegó hasta su casa. Comentó que el mismo no le quiso decir cómo obtuvo la información, pero que le confirmó que "desde hace tiempo" perdió a su hijo.

“Me dijo que él sabe de mi sufrimiento, de mi lucha y que por ello hizo las gestiones para poder llegar hasta mí. Yo les comuniqué esto a las autoridades, pero no recibí respuestas ni vinieron junto a mí”, comentó la mamá de Edelio con la voz quebrada.

Doña Obdulia afirmó que cree en lo expresado por esta persona, ya que los indígenas manejan mucha información sobre lo que pasa en el monte.

Agregó que esta persona le dijo que el cuerpo de su hijo está en un lugar de difícil acceso, por lo que sería muy complicado encontrarlo.

El suboficial de la Policía Nacional Edelio Morínigo fue secuestrado hace más de seis años por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Durante uno de los últimos hallazgos de la FTC vinculados con el grupo criminal se había encontrado un panfleto que hace referencia hacia la muerte del mismo.

El efectivo policial fue llevado el 5 de julio del año 2014 por los miembros del EPP, cuando se encontraba en la estancia Macchi Cué, a 100 kilómetros de la ciudad de Concepción, donde compartía con amigos en su día libre.

Los delincuentes nunca realizaron ningún pedido de dinero por su liberación, pero sí un intento de canje, en el mes de octubre del mismo año, por seis miembros del grupo criminal que se encontraban presos.

Te puede interesar