Procesan a Rodolfo Friedmann y embargan sus bienes

General 07 de octubre de 2020 Por | UNICANAL
El juez penal de Garantías, Humberto Otazú, admitió la imputación contra Rodolfo Friedmann por el caso de esquema para ganar licitaciones de almuerzo escolar en la gobernación del Guairá. Fue citado a audiencia de imposición de medidas.
5f7dfe04a97ed87e3d044e21
Rodolfo Friedmann, senador imputado y procesado | Foto: Agencia IP

El senador y ex ministro de Agricultura, Rodolfo Friedmann fue imputado y ahora procesado por administración en provecho propio, lavado de dinero, asociación criminal y cohecho pasivo agravado, todos en calidad de autor. El juez Otazú fijó la fecha de audiencia de imposición de medidas alternativas para el 20 de octubre a las 9:30 horas.

Además, el magistrado solicitó el embargo de los bienes del parlamentario, notificando al Instituto Nacional de Cooperativismo (INCOOP) que sean congeladas y bloqueadas todas las cuentas y dinero que Friedmann posea en el sistema financiero.

Con esta notificación, también se informó que el senador ya no cuenta con sus fueros parlamentarios, por lo que el embargo se da para que el mismo no pueda comprar ni vender nada mientras dure el proceso penal.

El programa la Caja Negra reveló el esquema que encabezaba Rodolfo Friedmann para quedarse con el dinero de las licitaciones de almuerzo escolar, inicialmente en la gobernación del Guairá, cuando el mismo era gobernador, y luego en otros distritos y gobernaciones, operando a favor de la empresa ESSA desde su banca de senador.

Su esposa, Marly Figueredo, fue imputada por lavado de dinero en calidad de autora, y también fueron imputados el diputado Éver Noguera, la contadora Lourdes González, Álvaro Alfaro, primo hermano de Friedmann, y el funcionario de la gobernación del Guairá, Eduardo Domínguez.

El esquema fue destapado luego de Hugo Alexander Torales, conocido como el prestanombre arrepentido, quien es ex socio comercial de Friedmann, brindó detalles de las operaciones que realizaban al periodista e investigador, Jorge Torres Romero.

Te puede interesar